Otro periodo al frente del Ejecutivo

"Necesito que me ayuden a construir un Colón mejor"

La palabra de Ricardo Casi.
La palabra de Ricardo Casi.

En un tramo de su discurso, reveló: “le ofrecí a Claudia Necco que forme parte del Ejecutivo, para conformar esa amplitud que es necesaria”. La concejal radical desistió del ofrecimiento. Pero el dato ilustra cuál es la voluntad del intendente para ampliar la base de sustentación del proyecto nacional, que encabeza en el orden local.

Agradecimientos

Al iniciar su alocución, el jefe comunal agradeció a todos por su presencia en el recinto. Y confesó que al momento de tomar la decisión de postularse como intendente por quinta vez, se preguntó: “¿Vale la pena el esfuerzo y el sacrificio cuando parece que se puede hacer tan poco por la transformación?”. Y que encontró las respuestas en los distintos apoyos recibidos, “para seguir poniendo nuestro granito de arena”. En primer lugar, de su familia. Resaltó el espíritu de su esposa, Silvina De Gaetani y de sus hijas.

También agradeció a los militantes “desde los más viejos, como Zulema (Alderete), a los más jóvenes”. A los electores, los que lo acompañaron y los que no. “A mi equipo de trabajo, a veces cuestionado –dijo-. Pero equipo que gana, equipo que no se cambia”, sentenció.

Igualmente citó a las autoridades policiales, eclesiásticas y a las organizaciones libres y movimientos sociales presentes en la ocasión, “que luchan por el derecho al trabajo”, señaló. Al diputado Pablo Ansaloni y la diputada Fernanda Díaz, cuya madre se encontraba entre el público.

El contexto económico y social

“No le puedo echar la culpa a nadie por lo recibido”, señaló al abrir su intervención acerca del contexto nacional, provincial y local, en alusión a la continuidad de su propia gestión. Dijo que el Municipio está equilibrado a pesar de las fuertes demandas sociales de las que debe hacerse cargo el Estado local.

Mauricio Macri fue quien profundizó la grieta y el odio. En la plaza (del 7.12) se veía el orgullo de clase”, dijo. A lo que opuso “la plaza de la alegría, del destino de grandeza de nuestro país”, que se convocó en la asunción del presidente Alberto Fernández.

“Macri dijo que lo juzguen por sus resultados, y a los resultados me remito”, expresó y aportó los datos sobre los índices de pobreza e indigencia, y a la inflación. También indicó a los sectores que se apropiaron de la riqueza: a las petroleras, las agroexportadoras, los sectores de las finanzas.

Indicó que no creía que se tratara de mala praxis de “los CEOs que gobernaron el país.” “No es ingenuidad ni inoperancia. Es lo que vinieron a hacer, eso es el neoliberalismo, que ahora desestabilizan las democracias… Estos proyectos no cierran sin represión”. Y citó los casos de Colombia, Ecuador y Chile y la particular situación de Bolivia.

“En la Provincia dejaron 25 mil millones de pesos, que solo alcanzan para pagar sueldos y aguinaldos de diciembre.” Agregó: “Acá no hay más ajustes para los desocupados, para los jubilados. Axel Kicillof derogó el aumento de tarifas (dispuesto por María Eugenia Vidal) y ésas son señales claras de un gobierno que viene a desdolarizar la economía.”

“Que paguen los ricos los desastres que han hecho los ricos”, soltó como un látigo. Y luego señaló: “El cambio no es mágico. Pero van a ver el rol de un Estado muy presente. Poco a poco.”.

Sobre los cambios en la justicia, abogó para que “no sea perseguido ningún funcionario, que no sea víctima de espionaje”. Y mencionó las maniobras del aparato de inteligencia, de ciertos sectores de la Justicia y la complicidad mediática.

“Nos dejan un país y una Provincia en un default virtual. Esta deuda era impagable y lo sabían Macri y el FMI…Honraremos la deuda, pero por dos años no vamos a pagar. Impondremos nuestro modelo, no vamos a usar las recetas del Fondo Monetario Internacional. El poder vuelve a estar en la Casa Rosada”, aseveró para acotar: “Necesitamos que junto con el campo crezca la industria” y “se necesita un plan económico integral, para el desarrollo, que es el que tiene este gobierno”.

También mencionó de modo particular: “En el Hospital no tenemos sangre. El banco de sangre de Pergamino no funciona porque no tenemos reactivos, no los compran más”, y eso, dijo, es lo que hay que solucionar de manera urgente, así como se avanza en el estado de emergencia alimentaria y sanitaria en general.

Por otra parte reivindicó a los movimientos de los colectivos Lgtbq+ y a los reclamos por “Ni una menos”, como en general a los movimientos sociales que luchan por la justicia y los derechos de las minorías.

Ya hacia el final de su discurso rescató la centralidad de la política para las transformaciones sociales. “Las ideas son lo central de la política. Las ideas no se matan. El peronismo no se muere, porque representa los intereses del pueblo, del conjunto de la sociedad”. “La gente no es boluda, cuando vota sabe lo que vota”, reflexionó. Reconoció, no obstante, que el peronismo aún tiene la deuda de lograr la justicia social.

“El amor es más fuerte, no dejen que nadie les destruya los sueños, las esperanzas. Les venimos a proponer el sueño de una Argentina más justa, para todos… No soy autoritario, escucho. Necesito que me ayuden a construir un Colón mejor… Hoy teníamos que decir por última vez desde donde partimos”, dijo. Y así lo hizo, en una pieza oratoria impecable, de una hora y media de duración.

“Me disculpo si he ofendido a alguien con el tono o algún exabrupto, pero era necesario decir desde qué punto partimos”, cerró su discurso de asunción de mandato el Intendente reelecto por quinta vez, Ricardo Casi, frente a un auditorio que colmaba el recinto del Honorable Concejo Deliberante “Gerardo Marchisio”. Y no era para menos: se despachó acerca del contexto nacional, provincial y local con fuertes críticas al gobierno saliente, a los actores que provocaron “el caos, la emergencia y el fracaso absoluto”, dijo.

“Es el momento del reencuentro, pero aquí veo cada vez más atomizadas las bancas”, señaló, en referencia a la división de los bloques de Juntos por el Cambio y contrastó ello con  la unidad lograda por el Frente de Todos. Agradeció “los esfuerzos de la Diputada provincial Fernanda Díaz para sellar el acuerdo”. Y no dejó de mencionar la presencia de Pablo Ansaloni: “es la primera vez que un diputado nacional está presente en una ceremonia de asunción en este recinto”.

“Los bloques (de Juntos por el Cambio) están divididos porque ustedes son liberales, pero díganlo y los voy a respetar”, les reprochó a los concejales Di Vito y Maranesi. “Le he dicho a los radicales: ¿qué hacen ustedes con los liberales? Por eso se separan: eran muchos los radicales críticos que buscaban sus raíces y su tradición popular. Macri ya no es su líder, y eso es bueno, porque empiezan a entender que tienen que defender los intereses del pueblo, volver al abrazo de Balbín y Perón, al Pacto Social”.

“Tenemos la responsabilidad de trabajar juntos”, agregó.  “Aunque en la campaña hayan dicho: `somos nosotros o son ellos´; nosotros decimos `somos todos` y los vamos a necesitar como oposición responsable.”.

En esa línea, señaló también: “Mariela Luciani (bloque Partido Fe) se dio cuenta antes. Te fuiste antes –le dijo, mirándola a la cara- pero salió un comunicado diciendo que te echaban. ¿Qué hubiera pasado –se preguntó- si Juan Carlos Lavatelli ganaba las elecciones? ¿También lo hubieran echado? Por eso van a perder votaciones”. Hubo aplausos en el recinto.

Esa última alusión hizo referencia a la intervención de Maranesi al momento de elección de autoridades. “Para ganar alguna votación, vamos a acompañar la propuesta de elegir a Julio Bauer como Secretario” dijo. Tanto para Presidente como para las Vicepresidencias 1º y 2º Juntos por el Cambio había propuesto sus propios nombres, pero los resultados les fueron adversos.

Casi se refirió también a las propias internas del Frente de Todos. “Tengo la satisfacción de que el Bloque Frente de Todos haya logrado la unidad. Y a los que todavía no se suman, les pedimos que reflexionen. Los que dividen están trabajando para la antipatria. Hay compañeros que trabajaron para la campaña, que me acompañaron y hoy siguen (priorizando) sus propios intereses, sus mezquindades.”

El rosario de alusiones a la cuestión política local ocupó buena parte de su discurso de más de una hora y media. Pero lo central fue la descripción de la situación económica y social, “el punto de partida”, dijo, desde el cual inicia su quinto mandato y el mandato de Alberto Fernández en la Nación y Axel Kicillof en la Provincia.

Lectores: 163

Comentarios